Preciosa Finca con piscina infinita con zona de jacuzzi, amplias terrazas. Vistas al mar, a la montaña y al campo. La finca es legal y tiene licencia turística.

50.000m2 de terreno, plantados con olivos centenarios, almendros, higueras, algarrobos, naranjos, limoneros, limas, granadas, ciruelas, melocotones, albaricoques y moreras. Vides.
Acceso directo y privado a una cala por un romántico sendero que atraviesa el bosque de pinos y baja hasta el mar.

Esta granja fortificada (400 m2) hará las delicias de los amantes de los edificios históricos antiguos y de los entornos naturales.

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo, por favor, introduce tu contraseña a continuación:

Este maravilloso, espacioso y privilegiado chalet de estilo minimalista está situado en una zona muy tranquila y silenciosa a sólo 1 km del pueblo de Sant Joan de Labritja y a sólo 7 km de la conocida playa de Benirrás.

En años pasados, la propiedad era una granja en funcionamiento y todavía se puede ver el sistema de riego tradicional «safareig». La parcela vallada de 17700 m2 cuenta con un impresionante césped y varias variedades de árboles frutales (naranjos, limoneros, cerezos, manzanos, membrillos, algarrobos y olivos centenarios). La villa también tiene su propio establo y caballo.

Situado junto a la piscina (14m x 4m), con vistas al huerto, encontrará el jacuzzi, una amplia zona de comedor «al fresco» equipada con barbacoa de carbón y una cocina exterior con fregadero, lavavajillas y un completo juego de vajilla y cubertería.

En la parte trasera de la casa hay una casita de madera con un pozo de arena, un espacio maravilloso para que los niños jueguen. Junto a la zona de juegos hay una sala de cine al aire libre con una gran zona de asientos; conectada a la televisión inteligente, la pantalla de cine se proyecta en la pared, lo que resulta ideal para las reuniones familiares por la noche.

En el interior, la casa ofrece 380 m2 de espacio dividido en dos plantas. La planta principal cuenta con un amplio salón de 80m2 con ventanas de suelo a techo que se pueden abrir completamente para disfrutar de la brisa de verano. Junto a la sala de estar se encuentra una moderna cocina abierta, totalmente equipada, con acceso a la zona de la piscina.

También hay un apartamento de invitados independiente con zona de estar y dormitorios y toda la propiedad cuenta con calefacción y aire acondicionado.