Villa de 5 dormitorios a estrenar con impresionantes vistas al atardecer.

Elegante villa de 5 dormitorios recientemente renovada, con espectaculares vistas al mar. Situada a unos minutos del pueblo de San Josep y de la playa de Cala Tarida, esta villa de diseño minimalista, es el lugar perfecto para escaparse y relajarse.

Esta Finca Ibicenca de buen gusto, bohemia y recientemente renovada, con un entorno tranquilo, está diseñada para darle la bienvenida a usted y a su familia y amigos.

Casa principal

3 Dormitorios 3 Baños 1 Aseo de invitados 1 Salón 1 Cocina

Casa de huéspedes
2 dormitorios
con baños Ensuite

Exteriores: Amplia zona de piscina Varias terrazas

Los materiales bien elegidos de la casa, reflejan el estilo minimalista, pero elegante. El interior de la casa le da la bienvenida con su amplia entrada y zona de estar, la luminosa cocina abierta y el comedor.

Escápate de la vida cotidiana y disfruta de la sencillez
y tranquilo entorno de Can Nebu.

Déjese seducir por el impresionante encanto de la naturaleza que le rodea.

Esta villa de cinco dormitorios es la escapada definitiva a la cima de una colina con impresionantes vistas panorámicas sobre el mar Mediterráneo. Ubicado discretamente entre un manto de pinos y espectaculares formaciones rocosas, la arquitectura fomenta un enfoque relajado y abierto del espacio, difuminando maravillosamente las líneas entre la vida interior y exterior. Los interiores, cálidos y orgánicos, se hacen eco de los materiales naturales del lugar, mientras que una amplia piscina y una zona de terrazas atraen constantemente hacia el horizonte.

Esta propiedad está situada en las afueras de la exclusiva zona y tranquila playa de Cala Moli. La ciudad más cercana es San Josep, que ofrece una gran variedad de restaurantes, desde tapas tradicionales hasta fusión peruana en Can Limo, y una serie de excelentes bares de zumos y cafés. El supermercado local es uno de los mejores de la isla y el pueblo cuenta con una excelente carnicería y pescadería que están una al lado de la otra y que dirigen dos hermanos. La casa se encuentra a cinco minutos de Cala Moli que, a pesar de su ambiente tranquilo, también proporciona acceso a un magnífico club de playa con restaurantes durante todo el día, una piscina y múltiples zonas de descanso.

Una verdadera villa de diseño, Cas Serres es muy privada, en lo alto de una montaña, justo al oeste de San José. La casa tiene una vista panorámica del mar y de las islas Conilleras. Por la noche se pueden admirar hermosas puestas de sol. Las playas Cala Vadella y Cala Tarida con el famoso Cotton Beach Club están cerca. La ciudad de Ibiza está a sólo 18 minutos.
La villa ha sido recientemente redecorada por el propietario. El estilo es elegante y moderno, pero muy cómodo. La cocina está equipada con todos los electrodomésticos y comodidades modernas. El salón es amplio y colorido.

En el exterior, la gran piscina (5×15) se encuentra en una hermosa terraza. Además de las 4 tumbonas, esta terraza cuenta con 3 zonas de descanso (1 con barbacoa de gas), todas ellas cubiertas por toldos para un relajante retiro a la sombra. La parcela está cerrada con un portón eléctrico, lo que garantiza una mayor privacidad y seguridad. Hay un sistema de alarma y cámaras muy avanzado.
En 2016 se cortaron algunos árboles en el fondo de la piscina, ¡la vista es aún mejor desde entonces!

Impresionante villa con 4 habitaciones dobles, cada una con baño privado. Situada en la cima de una colina baja, la villa disfruta de una hermosa vista del mar y de impresionantes puestas de sol. Se accede fácilmente a través de una carretera asfaltada ascendente y privada. La villa es de nueva construcción y se distribuye en dos plantas conectadas por escalera y ascensor. Las habitaciones son grandes, luminosas, cómodas y bien amuebladas. El solárium es muy grande y está dividido en una zona de comedor exterior, una zona de relax con zona chill-out, jacuzzi y tumbonas. Una villa moderna para las necesidades de cualquiera. Las playas de Cala Moli y Cala Vadella están a unos 4 minutos en coche.

Sa Cova, una finca en primera línea recientemente modernizada con vistas al mar orientadas al sur para disfrutar de las gloriosas puestas de sol de Ibiza, acceso directo al mar y gimnasio privado.

La villa se ha beneficiado de un acabado moderno de hormigón enlucido y paredes blancas que se realzan con muebles antiguos y objetos étnicos. La villa dispone de un confortable salón con sofás chimenea y televisión, decodificador Sat internacional y Sky italiano, mesa de comedor para 12-14 personas; baño para invitados. Todas las habitaciones tienen vistas al mar, caja fuerte y sistema de sonido musical. En el exterior, la villa cuenta con un entorno relajante con equipo de música SONOS dividido en 6 zonas externas, zona de descanso, comedor para 14 personas y numerosas zonas de relajación y para tomar el sol.